¿Qué es el marketing deportivo?

Ayer se clausuraron los controvertidos XVIII Juegos del Mediterráneo (#Tarragona2018), que nacieron en 1.951 en Alejandría y es por eso que hemos decidido hablar del sports marketing.

El marketing deportivo utiliza el deporte, en cualquier forma, para ayudar a vender bienes y servicios. Este estilo particular de comercialización no se trata tanto de usar una sola estrategia como de usar el contenido de los deportes para ayudar en los esfuerzos de comercialización. Esto no se limita a los deportes profesionales, y puede incluir atletismo universitario, ligas menores o deportes alternativos.

El marketing deportivo se diferencia de otras formas de marketing B2B o B2C porque los aficionados al deporte ya están comprometidos con sus equipos favoritos (el producto/marca en otros departamentos de marketing). Podríamos decir que el sports marketing es un conjunto de estrategias que se ejecutan dentro de este mercado, en el que los patrocinios, la creatividad o el valor de marcas personales destacan por el impacto multimillonario que logran alcanzar.

El mercado deportivo en 2017 movió la considerable cifra de 90.9 mil M de dólares.

Eventos deportivos como la NFL, por ejemplo, han logrado acumular ingresos por 12.16 mil millones de dólares, esto con cifras de Statista y Forbes. Dichos números son un claro reflejo de un mercado en el que marcas como Nike o Under Armour lograron colaborar con estrellas del deporte como en su momento ocurrió con Serena Williams y Michael Phelps, respectivamente.

Dado que los deportes pueden ser vistos en una variedad de plataformas, el marketing deportivo puede tomar muchas formas diferentes. Los equipos venden espacio publicitario dentro de sus estadios a los vendedores que quieren comprar vallas publicitarias y otros anuncios impresos, mientras que las cadenas de televisión venden tiempo de emisión durante los eventos. Los atletas famosos también firman contratos para trabajar como patrocinadores de celebridades y prestar sus imágenes a los vendedores.

La mayor ventaja del marketing deportivo es que permite a los profesionales del marketing aprovechar la popularidad y la devoción que muchos aficionados sienten por sus equipos y atletas favoritos. Si un fan del basket ama a un equipo desde su infancia, cualquier vendedor que se asocia con ese equipo gana credibilidad instantánea en la mente de ese fan. Dado que los ingresos se destinan en última instancia a apoyar al equipo, el vendedor se considera un sponsor y se invierte en el éxito del equipo.

PUBLICIDAD Y DEPORTE

Los vendedores entienden la popularidad de los deportes y los han hecho una pieza central de las campañas de marketing durante décadas. A medida que el tamaño y la popularidad de los deportes nacionales ha crecido, el campo del marketing deportivo ha crecido con él. Según CNBC, Budweiser ha gastado casi 240 millones de dólares sólo en anuncios de la Superbowl en los últimos 10 años.

Pasar un anuncio durante la transmisión de radio de un partido de Champions o comprar un pequeño espacio publicitario en el baño de un estadio de la NBA puede ser una estrategia fácil y relativamente barata. Sin embargo, sólo las grandes empresas podrán invertir mucho en marketing deportivo. Asegurar a los patrocinadores de las celebridades y comprar espacio aéreo de televisión durante los grandes eventos deportivos puede costar decenas de millones de dólares.

La publicidad ha sido un gran capítulo en la historia del mercado deportivo y el contenido como estrategia creativa ha marcado la pauta para que las marcas lleguen a ver en el storytelling una oportunidad de generar viralidad y proyección para la marca. La imagen de los deportistas de élite puede llegar a influenciar tanto a hombres como a mujeres y modificar por completo los cánones de masculinidad o feminidad que existen en nuestra sociedad actual. Puede llegar a ser una poderosa fuente de inspiración para la moda y muchos deportistas prestan su imagen para llevar a cabo acciones de publicidad de ropa y calzado.

Futbolistas como Neymar Jr, delantero del FC Barcelona o Cristiano Ronaldo, del Madrid, se embolsan más de 30 millones de € al año por publicidad, aunque el deportista que más ganó en publicidad en 2016 fue el tenista Roger Federer, flamante campeón del Australian Open 2017.

Un caso flagrante y reciente de éxito publicitario lo vemos en la nadadora y campeona olímpica, mundial y europea, Mireia Belmonte “la sirena de Badalona”. Ha rodado spots de tv para San Miguel 0,0; para Braun Silk-Épil 7; para Lidl; para Banc de Sabadell y la cuenta 1, 2, 3 del Santander; la hemos visto anunciando los beneficios y cualidades del Plátano de Canarias; y el último spot, actual, el de Hyunday Kona con su campaña Hyunday Move.

Mientras los deportes sigan emocionando a cientos de millones de personas, seguirán siendo un evento de primer orden para transmitir mensajes publicitarios, creando campañas de marketing con deportistas de primer nivel.

¡En Goodie somos tan sports lovers que, enganchados a LaLiga4Sports, seguimos hasta las eliminatorias de esgrima!.Consulte nuestra amplia gama deartículos deportivos personalizados, como la ropa de deporte personalizada ¡y muéstrese como sport lover usted también!

 

 

 

 

 

Titulo
Nombre de artículo
SPORTS MARKETING
Descripción del artículo
El marketing deportivo utiliza el deporte, en cualquier forma, para ayudar a vender bienes y servicios.
Autor del artículo
Goodie Blog